DIY PORTA ALIANZAS



Ya sabéis que me encantan las manualidades y todo lo hecho con nuestras manitas, hoy para ser una auténtica trendy debería decir que me gustan los DIY (Do It Yourself) y lo handmade (hecho a mano), pero la verdad, ya me estoy cansando un poco de navegar por la red y darme cuenta de que estamos perdiendo nuestro idioma y que sí, que muchas palabras quedan muy chic, como packaging que parece que estés haciendo algo de lo más y en realidad estás embalando paquetes, y así muchas otras palabrejas que yo a veces veo y me quedo hasta asustada pensando en qué diantres será!

En fin, dejando a un lado las preferencias de idioma, que a fin de cuenta sólo es eso, idioma y todo, finalmente significa lo mismo, el post de hoy va de eso, de manualidades o DIY de lo hecho a mano o handmade; todo lo que esté hecho a mano tiene un valor añadido hoy día, detrás de cada pieza se esconde creatividad, ingenio, imaginación, amor, dedicación y muchas horas de trabajo.

Cuando he visto este DIY me ha entrado mucha ternura y nostalgia; mi padre era restaurador de muebles y trabajaba mucho con pan de oro, cuando yo era pequeña me pasaba horas y horas sentada en su taller observándolo, impregnándome de esa olor a barniz y pinturas que tanto me gustaba, jugando con brochas y tarros de cristal llenos de agua sucia, entonces sólo quería jugar y ahora como le hecho de menos.  El DIY en cuestión se trata de un porta-alianzas hecho con un cuenco de madera y bien el borde o el interior forrarlo con pan de oro o plata.






Los materiales a utilizar:

-Cuenco de madera
-Pan de oro o plata (lo venden en tiendas de pintura)
-Barniz en spray 
-Pincel
-Taladro
-Lija o lima de uñas
-Cintas de raso (o del material que se prefiera)





Los pasos a seguir:

1º.- Marcamos los agujeritos en el cuenco y con el taladro los hacemos; los lijamos un poquito para retirar alguna astilla que se hubiera podido quedar.





2º.- Pintamos el borde o el fondo del cuenco con la cola y a continuación con cuidado vamos pegando las láminas de pan de oro o plata hasta cubrirlo todo.





3º.- Limpiamos con un pincel por si hubiera quedado algún resto del pan de oro o plata suelto.



4º.- Lo rociamos con el spray para fijar el pan de oro y para darle un toque de brillo.



5º.- Pasamos las cintas de raso y hacemos un lacito.




¿A qué es fácil y el resultado es bien bonito? Hoy mismo voy a buscar un cuenco de madera y ponerme manos a la obra, ya os enseñaré mi resultado.


¡¡¡ Feliz Miércoles !!!


Besitos con Love




Fotos y Fuente: Something Turquoise

No hay comentarios:

Publicar un comentario